Hoy me encontré leyendo en un foro en el que participo, a una persona que decía que había encontrado paz y refrigerio tras asistir a una ceremonia religiosa siendo ateo. La respuesta del resto de participantes a esta persona iban en el tono “No seas tonto, eso es falso… tralará lará larito”

Yo, que soy una persona que no creo en religiones, ni sus representantes, me encontré incómoda con las respuestas que el resto de los participantes daban. Desde su cariño, experiencia y protección, yo interpreté una imposición y falta de respeto hacia sus sentimientos.

Esto me recordó una frase de Deepak Chopra “La cosa mas amorosa que puedes hacer por alguien es aceptar el lugar del camino en el que se encuentra”. Una frase que me hace reflexionar profundamente. A veces queremos proteger tanto, que lo que realmente hacemos es imponer nuestro ego.

El ego es contrario al amor. El ego se cree en posesión de la verdad, lo cual manifiesta cierta superioridad moral sobre el resto. El ego se cree que estás en lo cierto, mientras los demás son ignorantes equivocados. El ego es contrario al respeto, porque juzga, somete, enmascara y no acepta realidades.

Y yo, a pesar de tener muy presente esta frase, me encuentro muchas veces reprendiendo a otros porque no se dan cuenta de lo importante que son…. cosas que para mí son importantes. Nuevamente ego. Y quiero ayudar… y ¿será esto una forma de decirte que necesitas ayuda?

En mi forma de afrontar mi infancia, debí de entender que mi misión era proteger (esto suena a serie televisiva jeje). Lo cierto es que durante toda mi vida.. mi ego se ha reforzado sintiéndose bien al proteger a los demás. Sin embargo, Chopra da con la clave, la mejor protección es el amor, y el amor respeta, el amor acepta el lugar del camino en el que otros se encuentran. Tengo que revisar mi forma de proteger, para que sea desde el amor y no desde el ego.

Si precisas mi ayuda estaré para acompañarte, no porque sea más que tu, o tenga otros conocimientos, sino porque tengo otra perspectiva al no estar involucrada en las emociones que te tienen atrapado/a. Pero no te diré que necesitas mi ayuda, sólo estaré cuando me la pidas.

El amor no hace el camino por otros, no da los pasos ni toma las decisiones que otros deben de tomar por sí sólos. No manifiesta propiedad, ni protege como si otros fueran menos fuertes. El amor extiende su mano a otros ofreciendo ayuda, y tanto si la aceptan como si no, se sigue expandiendo ese dulce sentimiento.

El amor entiende, y sigue su curso, sin importar diferencias de opinión, de color, de gusto. Por eso, querido amigo del foro que comparto, como te dije, haz lo que te haga feliz, si eso no hace daño a nadie. Es tu camino, comprueba si eso que ahora te da paz es lo que te `vibra´ y si te equivocas… que suerte! habrás aprendido que hay otras oportunidades a tu alcance. Elijas lo que elijas, estaré ahí, extendiendo mi mano y compartiendo tu felicidad.

Esta fue mi pequeña reflexión personal de hoy, gracias por permitírmela compartir contigo. Espero que te pueda servir de inspiración y nos acerque a compartir ese sentimiento tan puro como es el AMOR