Hoy quiero hablarte del SAR. No, no es Su Alteza Real… para hablar de la monarquía ya tenemos los Salvame´s, Hola´s Corinas y resto de cortesanos.

Quiero hablarte de algo que está muy por encima de realezas… de algo que es casi mágico… se llama Sistema de Activación Reticular. Vale, ahora me dirás, Marien, deja por favor de hablarme en chino, me habías prometido hablarme de secretos y poder. Sí, efectivamente este es el secreto del poder de tu mente!!! déjame que te explique.

¿Sabías que por segundo recibimos unos 11 millones de bits de información?

Así es, nuestros sentidos trasladan a nuestro inconsciente toda esa cantidad de información. Claro, nuestra mente consciente no puede procesar tanto, nos volveríamos más locos aún de lo que ya estamos! Así es que de toda esa enorme cantidad, sólo 2000 bits pasan a nuestra cadena de “pensamiento consciente”.

Con esto ya podemos entender el por qué de tanto conflicto… imagina! compartiendo la misma vida con tu pareja, y cada uno procesa 2000 bits diferentes de los que procesa el otro!!! No es que vivamos en otro mundo.. es que formamos la realidad con pedazitos diferentes a los que los forman otras personas. Nosotros estamos en lo correcto, pero también los demás.

Para que este filtro de información pueda darse….. y aquí es donde hay que hacer el redoble de tambores….. te presento querido lector o lectora… al Sistema de Activación Reticular!!!!

Esta área del cerebro actúa de filtro..o colador, para que el exceso de información no haga que nos de un shock. Pero.. ¿elige arbitrariamente la información que quiere? ¿Somos nosotros sus victimas? ¿Dónde está la magia?

Tal vez te ha pasado como a mí… permítete una pequeña historieta personal. Recuerdo cuando me compré mi primer coche.. nuevito.. a estrenar.. mi super megane coupe negro!!! (ya, ya se.. hace años de esto!! es que una es Vintage)

Pues bien, cuando le dije al concesionario el color que quería, me pusieron mil y una pegas, hasta entonces nadie les había comprado otro color que no fuese el amarillo y temían que al traerme el coche no me gustase en negro y se lo devolviese.

Yo, que soy una cabezota, insistí que negro que negro.. que no quería el mismo color que el resto de las personas. Se suponía, dado lo que decía el concesionario, que no había meganes negros por ningún lado.

Cuando lo estrené, empecé a ver meganes negros, de hecho es como si se hubiesen acabado los amarillos!. ¿!!!Te lo puedes creer!!!? ¿Sería posible que todo el mundo se hubiese metido en mi cabeza y me hubiese copiado la idea?

No, simplemente se había activado mi SAR (sistema de activación reticular) y ahora mi filtro de información iba dirigido a eso en lo que yo estaba poniendo atención, que en esos momentos era un megane negro, en otros ha sido un tipo cachas con pinta de malote, etc etc ya me entiendes. (Ya sabes ponerle nombre a eso que te pasa cuando te compras un vestido y de repente se lo ves puesto a todo el mundo!).

Pero además de la curiosidad de ponerle nombre, ¿podría servirnos para algo?

Pues ahí está la parte interesante de este artículo! Imagina que programamos nuestro SAR para conseguir nuestros objetivos, para que no se nos escapen oportunidades, para darle salida a ese poder interior que tenemos y que no sabes “explotar” del todo bien…. síii

Pon el SAR a trabajar!!!

Te voy a decir cómo lo uso yo.. tal vez te sirva de inspiración.

Yo le pongo palabras, letras, pero también imágenes y sonidos a todo lo que quiero. Tan sólo tengo que ver en mi mente una y otra vez eso que deseo conseguir. A esto se le llama visualización.

Primer paso

Escribe en un papel tus tres objetivos de vida principales. (si quieres 5, también vale, pero pretendo ser muy específica para no fallar en el enfoque)

Recuerda, que estos objetivos sean SMART (de inteligentes) que sean realistas y alcanzables, que puedan ser fijados en el tiempo. Que sean específicos! No estamos soñando, estamos proyectando muy seriamente. Ya lo tienes?

Un apunte: no vale como proyecto “Ser feliz” es demasiado ambiguo. Escribe específicamente una de las facetas que te harían sentirte feliz. Si para ser feliz requieres de un cambio de trabajo, pon como objetivo el cambio de trabajo en el que te sentirías bien, de forma especifica e insisto, realista. Imagínate ya allí, trabajando, cómo será tu entorno, cómo será tu actitud, incluso cómo te vestirás, que oirás, cómo sería tu día a día!. Tanto detalle como puedas… si si… escríbelo!

Segundo Paso

Repasa cada día esa lista de objetivos, de metas, de proyectos, de deseos, de sueños o como quiera que los llames y después de leerla en alto cada día, con sentimiento, con tu mano en tu corazón para que notes las vibraciones de tus palabras, agradece, como si ya lo tuvieses realizado.

Hazlo tantas veces quieras, yo lo hago al levantarme y al acostarme.

Y ya está… deja que todo vaya sucediendo.

Y ahora me dirás… Marien, ¿esa es toda la magia que me has prometido? Pues vaya! y yo te respondo Querido mio, la magia es magia por eso mismo, porque no sabes cómo ha llegado, pero funciona.

Qué hacemos con estas “repeticiones”? Pues lo mismo que si hicieses abdominales a diario, al final acabarías tonificando tus músculos…. (claro, si lo haces un día, o de allá para cuando, no va a valer!)

Con estas pequeñas acciones estamos “entrenando” nuestro Sistema de Activación Reticular. El SAR va a hacer que veas las oportunidades y enfoques directamente a lo que quieres, a lo que estás proyectando desde tu mente. Estarás poniendo en forma a tu SAR, tu filtro de información.

No quiero decir que ahora no te esté funcionando.. ni mucho menos, te funciona perfectamente, pero si los resultados que recibes no son los que esperas, es que tal vez estés entrenando (tal vez sin querer) a tu SAR en la queja, en la crítica, en el victimismo, y claro, ,de ese modo sólo te está ofreciendo cosas negativas, para que sigas teniendo más de lo que parece gustarte.

Ahora que ya sabes cómo funciona, úsalo en tu beneficio. Dile a tu SAR qué es lo que realmente quieres, lo que te aporta, saca músculo a tu SAR, tonifícalo, unas cuantas repeticiones al día y verás que bien luce tu vida!.

ReprogAMA tu vida

Este ejercicio es parte de lo que yo denomino “Reprogamación de vida”. Enfoco todo mi poder interior.. (que no es poco)… para trabajar de forma dirigida en lo que quiero. Si tengo un vehículo de 280 cv ¿por qué voy a hacer el camino a pie?

Recuerda: Dile a tu cerebro, a tu SAR qué es lo que quieres, entrénale para que actúe como GPS, dándote la información precisa de por dónde tienes que ir, qué oportunidades tienes accesibles y .. querido amigo… cuando las veas, actúa!

Si quieres saber más de los secretos de nuestro cerebro. (a mí a veces me gusta hackearlo para que entre sus funciones le saque el mejor partido) ponte en contacto con nosotros, nos encanta la magia, nos apasiona la neurociencia y somos expertas en acompañarte al éxito de tus objetivos!  Tenemos metodologías probadas y contrastadas para que lleves tu vida a otro nivel, no  nos creas, pruébanos!