La naturaleza nos da grandes lecciones para el crecimiento personal. Si nos fijamos por ejemplo en los insectos, sus antenas cumplen unas funciones esenciales para su supervivencia. Éstos órganos sensores, pueden tener el olfato, el tacto y en algunos casos incluso los oídos. Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, muestra la necesidad que tienen los insectos de mantener sus antenas limpias. Es muy probable, que la imagen de un insecto, tal como la hormiga, limpiándose sus…